domingo, 21 de junio de 2009

#0035: Funerarias Guzmán


La muerte no ha significado jamás tristeza para ellos. Al contrario, les causa felicidad trabajar con el dolor de los demás y no es que sean morbosos, es que aman su trabajo como cualquier otra persona. Aunque sean colegas de la muerte.

La familia Guzmán, desde hace 3 generaciones, se dedica al negocio funerario.

La primera de ellas, comenzó con muy pocos recursos, contaban únicamente con la mano de obra de algunos familiares y un par de carrozas improvisadas. Descubrieron que era un negocio redondo, pues en una ciudad tan grande y con tan pocos servicios similares, era inevitable llenarse de deudos que solicitaran del trabajo de los Guzmán.

La segunda generación, supo invertir lo que ganó la primera, y para honrar la muerte del abuelo realizaron una gran fiesta, todos los gastos funerarios fueron cubiertos por ellos, como era de suponerse. El jefe de la familia tuvo la suya propia y continuó con el negocio, como una tradición.

La tercera y actual, está dirigida por una mujer, nada ha cambiado, ella sabe que es una responsabilidad muy grande y que tiene que hacerlo bien, para no mostrarse débil en comparación a los hombres de la familia.

Es tiempo de crisis, muchas veces le han propuesto cerrar la funeraria, pero es en esos momentos cuando más recuerda a su padre y a su abuelo, a esa tradición hermosa que construyeron con esfuerzo y sacrificio.

Es su sueño, continuar con el negocio, heredarlo de generación en generación. He ahí lo importante, los sueños de su vida están representados en esa funeraria, no importa el rubro, es la constancia y la fortaleza lo que hacen que cada día pueda administrar mejor la oficina.

Ahora toda la familia participa, desde carpinteros hasta choferes, toda clase de oficios, conjugados en un solo trabajo.

Lo reitero, para ellos es completamente normal, han convivido con el dolor ajeno y lo seguirán haciendo, porque no hacerlo sería su dolor también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario