lunes, 11 de mayo de 2009

#0020: Árbol que nace torcido...

Juntos en la estación de policía, ya era casi una costumbre. Ella, con el dolor de su alma debía ir a buscar a su hijo que había sido detenido por participar en algún conflicto, fiel a su condición de joven rebelde, había estado allí más de 10 veces en los últimos meses.
Su madre, quien tuvo que criarlo sola desde muy pequeño, acudía cada vez que era llamada, por muy tarde que fuera, pero no quería seguir soportando tantas humillaciones, quería que su hijo por fin le hiciera caso y reaccionara de forma madura frente a sus problemas.
Ya junto con él, se armó de valor y le habló:
-Hijo, ya es hora de que asumas que todo en la vida tiene consecuencias, no puedes estar involucrándote en riñas de adolescentes borrachos, ni menos hacerte partícipe de actos tan bajos como robar o consumir drogas. Llegará un momento en que yo no voy a estar para venir a sacarte de la cárcel.
-Yo... quiero cambiar... - susurró casi sin que se escuchara, siempre con la cabeza gacha.
-Eso quería escuchar, lo que guardas, lo que sientes, soy tu madre, no debes tener secretos conmigo. Yo he dejado los pies en la calle para darte de comer y he hecho hasta lo imposible por darte siempre la mejor crianza y educación. No me merezco lo que está pasando, y tú tampoco.
-Quiero que seamos una familia de verdad, cada vez que llego aquí, vienes a buscarme, lloras y nos vamos de vuelta a la casa, esperé mucho tiempo para conversar.
-Lo importante es poder ocupar el tiempo para nuestro provecho, pero para eso tienes que prometerme una cosa.
-¿Qué? - preguntó, levantando la cabeza.
-No quiero que te metas en más problemas, así podremos pasar un fin de semana tranquilos en casa.
-Lo prometo, después de todo eres mi madre y te debo respeto, desde ahora en adelante no te fallaré más.
Ambos salieron de la estación de policía, abrazados, se subieron a un taxi y llegaron a casa para poder seguir conversando y descansar.
A la semana siguiente, él estaba nuevamente esperando a su madre para que lo fuera a buscar.

1 comentario:

  1. ivan k onda te fuiste en la profunda
    k pasa k t llamo y no m contestas?
    no te tomi tan a pecho lo k hablamos, no e pa tanto
    besos
    fran

    ResponderEliminar