sábado, 9 de mayo de 2009

#0017: Las vecinas


Ya habían pasado 30 años, pero nunca hubo necesidad de que hablaran, después de todo, el hecho de que vivieran frente a frente no significaba que tuvieran que relacionarse, ni menos que tuvieran que llevarse bien.

En esos 30 años, muchas familias habían pasado por ese condominio, buenas y malas, ricas y pobres, ordenadas y revoltosas. Incluso hubieron familias que habían estado desde el principio, y ya se habían ido.

Ambas observaron que ya no quedaban familias amigas y que se habían transformado en las más antiguas dueñas en el condominio entero. La del 5642 se acercó a la del 5589 para conversar por primera vez, concluyeron que ya no habían familias como las de antes y que la juventud había ensuciado aquel grato ambiente que alguna vez tuvo ese lugar.

Se reprochaban no haber hablado antes, porque descubrieron muchas cosas en común que tenían, conversaron largamente y se hicieron amigas.

Hasta el día de hoy, se juntan para ver las telenovelas, tejer y merendar, comentan sobre sus esposos y tratan cada día de recuperar 30 años de tiempo perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario